national alliances

Encuentro de Alianzas Evangélicas en Honduras: ACIERA Participó de la Creatión de la Alianza Evangélica Latina

November 12, 2013

Durante los pasados 1 y 2 de noviembre, en la Ciudad de Tegucigalpa, Honduras, representantes de 21 Alianzas y Concilios evangélicos nacionales, reunidos en torno al FIDE (Foro Iberoamericano de Diálogo Evangélico), decidieron dar un paso hacia adelante a favor de la unidad evangélica iberoamericana y conformar la Alianza Evangélica Latina.

Así, se evoluciona del DIÁLOGO hacia una forma más profunda aún de interacción, la ALIANZA. Ya en octubre de 2012, las alianzas y concilios nacionales habían acordado en Panamá avanzar en este sentido, y ahora aquel propósito es una realidad.

Participaron del cónclave evangélico iberoamericano, en representación de ACIERA, su presidente, Pr. Rubén Proietti, junto al vicepresidente de Relaciones Externas, Lic. Gastón Bruno. Asimismo estuvieron presentes representantes (en su gran mayoría los presidentes y directores ejecutivos) de las organizaciones de: Argentina -ACIERA-; Belice (Pte. Caleb Ortega); Bolivia -ANDEB (Pte. Agustín Aguilera); Brasil -Alianza Cristiana Evangélica de Brasil, ACEB (Airton Harter); Chile -Mesa Ampliada (Pte. Emiliano Soto); Colombia -CEDECOL (Pte. Edgar Castaño); Costa Rica -Alianza Evangélica de Costa Rica (Pte. Juan Luis Calvo); Ecuador -Confraternidad Evangélica de Ecuador (Pte. Estuardo López); El Salvador -Alianza Evangélica del Salvador (Tito Escalante); España- FEREDE (Mariano Blázquez); Guatemala -Alianza Evangélica de Guatemala (César Vásquez); Honduras -Confraternidad Evangélica de Honduras (Pte. Alberto Solórzano, Jorge Machado y Benito Benavídez); México -CONEMEX (Pte. Cirilo Cruz); Nicaragua (Pte. Mauricio Fonseca); Panamá -Alianza Evangélica de Panamá (Pte. Rolando Hernández); Paraguay -ACIEP (Marcos Vergara y Juan Cruz Cellammare); Perú -CONEP (Pte. Enrique Alba); República Dominicana (Pte. Braulio Portes); Uruguay -Consejo de Representatividad Evangélica del Uruguay, CREU (Pte. Jorge Taberna); Venezuela -Consejo Evangélico de Venezuela (Pte. César Bermejo); Latinos en EE. UU. -Coalición Nacional Evangélica Latina de EE. UU. (NaLEC: Walter Contreras). Cabe destacar que formaron parte de las reuniones como observadores, Gordon Shoell-Rogers y Rob Walter Brynjolfson, Secretario General Asociado y Director del Instituto de Liderazgo de la Alianza Evangélica Mundial (WEA por sus siglas en inglés).

Entre los principales propósitos de este histórico acuerdo, figuran avanzar en el proceso de unidad de los evangélicos en Iberoamérica, generar un espacio institucional que represente la voz evangélica latina ante los foros globales e instituciones nacionales e internacionales, y promover la acción mancomunada de la iglesia evangélica en la región, tanto frente a flagelos y amenazas, cuanto a promover los recursos y medios para ser agentes de cambio para una transformación socio-espiritual de Iberoamérica.

En el mismo encuentro, se decidió elegir una Junta Directiva que tendrá representantes de acuerdo a las subregiones: México, Centroamérica, región Andina Bolivariana, Brasil, Cono Sur, España y latinos en EE. UU. Así también, se eligió un presidente para el primer mandato, resultando electo el Pr. Alberto Solórzano, presidente del Concilio de Iglesias de Honduras, como así también presidente de Centroamérica y el Caribe. El Pr. Rubén Proietti, presidente de ACIERA, fue elegido como Veedor de la Junta. A su vez, el Lic. Gastón Bruno estará a cargo de las comunicaciones. El nuevo presidente y los miembros de la Junta tendrán la responsabilidad de organizar funcionalmente a la nueva AEL para iniciar a andar el camino de lograr las metas propuestas en estas jornadas que marcaron una nueva página de la iglesia evangélica latina.

ACIERA en la Cena de Gala con el Presidente de la República de Honduras

Como un emergente de la alta relevancia del cónclave llevado a cabo por los representantes de las alianzas evangélicas latinas, el día viernes 1 de noviembre, el Presidente de Honduras, Lic. Porfirio Lobo, los recibió en la Casa del Gobierno de la Nación, a quienes ofreció una cena de honor. En aquella oportunidad, el Pr. Alberto Solórzano recibió un reconocimiento formal por su labor como pastor evangélico y consejero del Presidente de la Nación.

Todos los presentes fueron sorprendidos por las palabras del primer mandatario de Honduras, quien entre otras expresiones destacadas, mencionó su trabajo para garantizar constitucionalmente el matrimonio y la vida en su país. Asimismo, afirmó que mientras de él mismo o de su sucesor dependa, el gobierno de la República se regirá bajo los principios y valores de la Palabra de Dios. Como ejemplo citó el acceso que se otorgó a la educación cristiana en el sistema educativo.

Fue oportunidad para que los directivos de ACIERA conversaran con el Presidente de Honduras acerca de aspectos de la fe evangélica de carácter bilateral, dando cuenta de la reunión sostenida por los mismos con la primera mandataria argentina en el mes de abril próximo pasado.

Libertad religiosa, igualdad ante la ley y la vida y la familia

Ante la situación imperante en diversos países de la región, donde se ha puesto en riesgo el derecho inalienable universal a la libertad de conciencia religiosa y expresión de la fe cristiana, durante las jornadas desarrolladas por los representantes de las Alianzas y Concilios Evangélicos latinos, se redactaron y aprobaron para su publicación diferentes Declaraciones y Manifiestos, que firmados por cada país en particular, y por la nueva Alianza Evangélica Latina a nivel general, serán expuestos ante las autoridades de los respectivos países, y servirán para el correspondiente reclamo ante los organismos multilaterales tanto regionales como también internacionales.

De igual manera se sumó una voluntad evangélica latina única y sólida a favor del avance y concreción del proceso de reconocimiento de la igualdad del culto evangélico en todos los países de Iberoamérica.

Finalmente se redactaron documentos con una clara expresión de la AEL naciente acerca de los derechos humanos, la familia, el matrimonio y la vida, conforme a la única verdad emanada de la Biblia, la Palabra de Dios.